sábado, 22 de mayo de 2010

Allá por el lejano año de 1982 existía la leyenda urbana de un hombre que tiró
una mano cercenada en el metro; y con esta macabra anéctoda, Jaime López trovaba:

Quítame tu Cómic de la vista

"Son divinos los paisajes nuestros,
basta echar un ojo un nuevo día
y ver a los grises policías enlatando a la gente en el metro.

De la extraña entraña de concreto
alguien una mano fría olvida

Déjame de inyectarme Fantasías
saca tu hipodérmica un momento,
vamos que no quiero más tormento
¡quítame tu comic de la vista!

Por las bocas flacas... la ironía
"bien que estamos" te dirán sonriendo.

Un presente de vencido ancestro,
es lo que te ofrecen por tu vida,
entierra tus ruinas hoy en día que la historia no va en retroceso,
de Tenochtitlán te dan un cuento y de Tlaltelolco una sangría.
Son sólo verguenzas recaídas, son por todos lados monumentos,
son para dormir este momento
¡quítame tu comic de la vista!

Déjate de andar con fantasías
quiero ver esos paisajes nuestros."

viernes, 21 de mayo de 2010

Mi catarsis docente

A principio de este mes tuve un curso para maestros, donde nos recetaron una conferencia acerca de los retos de la educación en México y el resultado era desolador: desde que a nuestros genios educativos se les ocurrió la idea de establecer la prueba ENLACE, los niños de nuestro país pasan alrededor de 5 o 6 hora más estudiando que los niños de Finlandia, pero no están ni a la mitad de su nivel en aprovechamiento escolar... terrible ¿no?

Para terminar de rompernos el corazón, el expositor nos mencionó que el principal problema es que los niños podrían estar estudiando todo el día y toda la noche y aún así, no alcanzarían un mejor nivel ¿porqué? muy simple. Un niño en México está sometido a un sistema escolar donde se le obliga a recordar y no a aprender; pero la cosa no termina ahí, cuando este niño sobrelleva su curso con más dudas que respuestas, se le envía a otro nivel donde le solicitan conocimientos que él no alcanzó a comprender del curso anterior, y termina arrastrando una deficiencia tras otra hasta llegar a niveles como la educación media y superior... si es que llegan.

Quizá lo más penoso de este asunto es que todavía encuentras personas que dicen que no necesitan la escuela, que lo que enseñan no sirve para la vida. ¿pero como van a saberlo? si nadie supo explicarles lo útil del conocimiento en esta era tan saturada de información pero tan escasa de Conocimiento.

No es de extrañar que terminas viendo jóvenes en la Universidad que ni siquiera conocen de forma somera El Quijote, ni que decir de principios básicos de Física y Química... ¿de Historia? Mejor ni hablamos. La TVNotas es su libro de Texto, Fabiruchis nuestro prócer y Origel su Elba Esther.

Cómo pueden los padres de niños en edad escolar ayudar a sus párbulitos si muchas veces ni ellos comprenden lo que les dejan en la escuela a sus hijos. Además, ¿han visto los libros de texto actualmente? ¡son terribles!

¿Qué debemos hacer? No tengo ni idea como esta estructurada la economía de Finlandia ni como funciona su sociedad, pero al parecer los llamado países de la tercera vía saben algo que nosotros no sabemos... o de plano ya lo olvidamos.

Lo que sí me queda claro, es que sólo podremos abordar seriamente el problema cuando desde la base, es decir la familia, se entienda que la educación se aprende en casa y se pule en la escuela, que no sólo basta con mandar a los hijos a la escuela, sino que también se supervise y se aliente el estudio. Desde luego nunca está de más exigir al gobierno que le dé mayor impulso a la educación, pero sobre todo cambiar de rumbo; dejar este sistema que privilegia al dinero y al estatus sobre el trabajo y el estudio.

Pero sobre todas las cosas: Nunca perdamos la curiosidad, ¡leamos! ¡investiguemos! ¡CUESTIONEMOS!

Ya me deshaogué.


Ilustraciones

Esta es una pequeña muestra de mi trabajo como ilustrador.