miércoles, 15 de septiembre de 2010

Uno de tantos bicentenarios.

Uno de tantos bicentenarios.

Como siempre, mis estimados bonzos del pensamiento; ni pretendo aleccionarlos, ni despertarlos a la conciencia ni nada por el estilo. La catarsis, como el bicentenario, son eventos subjetivos…

Que difícil resulta que en éste día, cuando todos deberíamos estar celebrando chingonamente, resulta que una gran parte de éste país no tienen ganas, ni motivos para celebrar. Lo peor de todo, es que sus razones son inobjetables: ni llamados políticos, ni amenazas clericales pueden tapar el hecho de que estamos en uno de los momentos más delicados de nuestra breve historia, siendo que ni siquiera tenemos un proyecto de nación; porque no cabe duda, que hay muchos Méxicos.

Recientemente, muchos amigos me han dicho que para que celebrar, si en México nada ha cambiado…

Seguramente esto les parecerá oportunista, y razón no les faltará. Pero realmente ansiaba llegar a este día. Cuando era un escuincle imberbe, en Julio de 1989 observaba con fascinación el desfile que conmemoraba el Bicentenario de la Revolución Francesa. Después de ver semejante evento, traté –sin éxito, desde luego- de imaginar cómo sería el mundo 21 años después; y ni en mis fantasías más alocadas hubiese adivinado que el mundo (y México) cambiaría tanto, y que a la vez, siguiera siendo el mismo.

En ese entonces el mundo todavía se dividía en dos grandes bloques, y siempre nos andaban espantando con el petate del muerto nuclear (algo que ya no pasa ahora, ¿verdad Fidel?) y Francia parecía en esos días como una Utopía de desarrollo e igualdad; y también estábamos pasando el trago amargo de una elección presidencial robada, que nos daba la idea de que éste país NUNCA iba a dejar a un régimen agarrado con uñas y dientes al poder…

La verdad, es que sí han cambiado mucho las cosas.

¿Qué creen? Los regímenes comunistas comenzaron a caer, y apenas hace 10 años, se logró la elección de un presidente no priista (que hasta la fecha, la incapacidad y egolatría de dicho presidente, relegó a este hecho histórico a nada más que una anécdota) y la Francia Bicentenaria, nos demostró hace algunos años gracias a unos disturbios que paralizaron a la nación gala, que están tan lejos de la Igualité, liberté y fraternité como muchas otras naciones.

Que 200 años no son nada, diría un tango

Algunos amigos, también argumentaron que no deberíamos festejar; porque el gobierno hizo un gasto oneroso y ofensivo, para celebrar dicho evento; mientras gran parte del sureste está bajo el agua, y el norte bajo las balas. Y tienen toda la razón, imagínense:

Supongan por un momento que vivimos en una familia disfuncional, que vive en una casa hermosa, pero que está mal aprovechada y muy maltratada. El Gobierno es como un padre irresponsable pero que se da baños de pureza, está casado con Televisa, que es como mama estilo Sara García, regañona, intolerante, pero que al final le da la razón al padre y termina alcahueteando a los hijos. Esta pareja disfuncional tiene muchísimos hijos, que han sido malcriados, a unos les dan todo y a otros nada… pero la gran mayoría no se hablan y siempre están peleando.

Y por si fuera poco, esta familia tiene un tío lejano llamado Iglesia, que siempre quiere tomarse las atribuciones del padre.

Resulta que papá se quiere hacer el generoso y ha tirado la casa por la ventana en un fiestonón

¿Qué vamos a hacer? Hacer berrinche y encerrarnos en nuestro cuarto mientras transcurre la fiesta? ¿Amargarle la fiesta a los otros hermanos? ¿Salir a festejar y fingir que todo es maravilloso? ¿Salir y vandalizar la casa, porque así creo que se debe celebrar todo? La verdad no sé. Lo único que me queda claro es que se hizo un gasto monumental… pero es con ¡mi dinero! ¡tu dinero! ¡¡ NUESTRO DINERO!! ¿Por qué no habríamos de salir a la calle y festejar? ¿Acaso vamos a dejar que nuestro dinero se tire a la basura? ¡Ya se lo gastaron!

Tampoco digo que salgamos a olvidar el pésimo trabajo que se hace para mejorar el país, pero también es justo celebrar que estamos vivos, que sobrevivimos… pero que sobre todo, aquellos que trabajamos, estudiamos, barremos calles, echamos la mezcla, servimos comidas, pagamos impuestos, en fin… nos PARTIMOS LA MADRE todos los días; estamos haciendo patria, y NOS LO MERECEMOS.

Y no olviden, malqueridos políticos, religiosos, narcos, y demás sanguijuelas, que las fiestas centenarias por lo general, terminan en REVOLUCIONES. No lo olviden.

Ultimadre me importa mente, si voy a festejar el bicentenario… Ya me desahogué. Como siempre, mis hermanos, Ustedes tampoco se queden callados.

PS. Mientras escribo esto, acabo de escuchar un rumor macabro pero muy a la mexicana... que van a encontrar el cadáver del Jefe Diego hoy en la noche en el centro.

A veces hasta para divertirnos somos tan mórbidos... De por sí el indio es alegre, y encima le dan maracas...

jueves, 9 de septiembre de 2010

Mi propuesta para la canción del Bicentenario

Las críticas para la canción del Bicentenario no se hicieron esperar: que es cursi, pop barato, patética y todo lo que se imaginen.

En mi particular opinión, si no fuera porque el evento es algo mucho más complejo, no la vería tan mal (después de todo es una canción sacarosa para un evento al más puro estilo Televisa) . Lo que no termino de comprender es cómo fue terminar aquí Jaime López, uno de los compositores más ácidos y filosos de nuestros días...


A ver, primero que nada... ¿ya escucharon la canción del bicentenario? pues aquí esta la letra:



El Futuro es milenario.

(Jaime López/Alex Syntek)


Nacimos para cantar
Nacimos para bailar
Nacimos en el lugar
Del Cielito lindo

Más siglos para el amor
Más siglos para el color
Más siglos de una canción
Serán bienvenidos

Orgullo que se comparte
De México a todas partes
El alma vuela y revuela
En la gran celebración
La plaza se va llenando

Lo bueno está comenzando
Unidos por lo que viene
Al son del Bicentenario

Shala lala lá
El futuro es milenario
Shala lala lá
Allá vamos, paso a paso
Shala lala lá
El futuro es milenario
Shala lala lá
Allá vamos paso a paso

El mundo tiene razón
Que México es puro amor
Es flor que se da al calor
Del horno de barro

Bailamos a todo dar
Un ritmo para festejar

Gozamos la variedad
De ser mexicanos

Las calles son una fiesta
Se hermanan las diferencias
Las voces cantan y estallan
Desde nuestro corazón.

La plaza se va llenando
Lo bueno está comenzando
Unidos por lo que venga
al son del Bicentenario


Pero en vez de quedarme únicamente con la crítica, les propongo ésta canción; para nada es algo festivo, pero creo que sí puede decirnos lo complejo que es ser mexicano. Obviamente yo no compuse ésta canción, la hizo la 3 veces Heróica Botellita de Jerez, ai´les va:


Forjando Patria.

(Botellita de Jerez)


Es una morena cachonda, sabrosa

Es una portada en un libro de texto,

Es una serpiente espinada en el sexo

es mil soldaderas, la Virgen Morena.


Abuelos Aztecas, abuelos de España,

es Villa y Zapata almorzando en el Sanborn´s

es la carabina que traen los de abajo,

es reata en la mano sorteando manganas.


¡México! ¡México! ¡México!


Es campanario en Dolores de parto,

bestial borrachera, machete en el vientre,

es un amasijo de muertos vivientes,

es tiempo de espera, sangrando en la selva,

es chile de árbol en boca de todos,

es carne de dioses, Guayaba y Tostada,

es Pepe el Torito con su chorreada,

es raza de bronce, de huesos y lodo.


¡México! ¡México! ¡México!


Golpe del cielo,

tierra en la uñas,

boca de fuego, águila y tunas,

¡Naunque nos maten, naiden se raja forjando patria!


¡México! ¡México! ¡México!

Aniversarios a la medida

¡Aquí le tengo sus aniversarios! de lo que guste, aniversarios de temporada, para todos los bolsillos, (como en el mercado) los tengo de a 200, 100,de a 37, de a 25 también de a 9. ¡búsquele marchante!

No se confunda mi marchante, aunque algunos de éstos aniversarios están baratitos, le darán en qué pensar y a lo mejor, en una de esas... algo que festejar


Aniversarios de a 9. El próximo 11 se se conmemoran 9 años del atentado a las torres gemelas de Nueva York. Aunque reciente, éste aniversario le dará muchas horas de diversión, reúnase con sus amigos y cuente chistes como:

-Porque Osama Bin Laden es el mejor amante del mundo... porque se tiró unas gemelas en menos de 20 minutos

- ¿como asustan a los niños en Afganistán y en Irak? ¡BUUUUUUSH! (Lo admito, marchante. éste estuvo muy mamón, pero contado se oye bien. ¡Por ésta!)


Ahora que si está de malas, póngase a quemar Coranes, que es lo que está de moda.


Aniversarios de a 25. El próximo 19 de septiembre se cumplen 25 años del terremoto que damnificó a una ciudad, a una incipiente escena rockera y a un decrépito sistema político... Le recomiendo este anivesario, mi marchante. Todavía tiene mucho jugo.

Aproveche la ocasión, para disfrazarse de Rockdrigo González y organice un simulacro de sismo... y mientras usted canta "Metro Balderas" que todos lo coreen diciendo "no corro, no grito, no empujo" Ya al final, pónganse todos un disfraz de Superbarrio Gómez y váyanse a invadir un terreno. ¡Diversión garantizada!


Aniversarios de a 37. También un 11 se septiembre, se conmemora el golpe de estado en Chile, donde murió de su entonces presidente Salvador Allende y que llevó a la dictadura de César Augusto Pinochet. Este aniversario, mi estimado todavía tiene lustre, sirve para cantar canciones de Víctor Jara, de Carlos Puebla y de Silvio Rodríguez a la luz de una buena fogata.
ideal para Marxistas universitarios (pequeñoburgueses, abstenerse) e Izquierdistas de vanguardia.
Deje salir su lado Perredista, ¡no se haga, usted también tiene uno!


Aniversarios de a 100. Lo siento, con éste aniversario le quedo mal marchante... ya no lo estoy ofreciendo porque es un producto defectuoso. Es algo así como Halloween.

¿como? ¿aún así le interesa...? bueno, pero sobre advertencia no hay engaño.

Le advierto que tiene varios defectos:

1) ¡Como vamos a festejar un proceso que nunca terminó!

2) Yo creía que los Zapatistas eran unos campesinos pobres que querían que la tierra que trabajaban fuera suya; y después me salieron conque son encapuchados que mandan comunicados por internet desde la selva y que son todos unos Rockstars en Europa.

3) Además este producto es una franquicia de una banda de dinosaurios que se apoderó del evento y acapara todo lo relacionado con él.

¡Yo tengo mi orgullo, señor! ¡no vendo productos chatarra!


Aniversarios de 200. Este es mi producto estrella, marchante. Ni somos tan independientes, ni tenemos un proyecto claro de nación ¡pero ya son 200 años!

Le voy a ser franco, marchantito... No tenía muchas ganas de promocionar éste aniversario. Está muy caro, no se ha vendido bien y pa´acabarla de chingar ¡se está haciendo con las nalgas!

Pero ¿que cree? ahorita todos lo están usando, está de moda entre los políticos. Es como ese regalo que compramos para salir de situaciones engorrosas; como las flores que le lleva el marido a su esposa cuando lo cacharon fajándose a la secretaria; o como esos 10 de mayo que sirven para compensar años de abandono, y que además culminan con la festejada haciendo TODA la chamba de cocinar y ser festejada... .

Ahora que si lo quiere por el hecho de ser mexicano, pues tómelo como ejercicio masoquista; la neta, ¡¿a quién se le ocurre ahorita tener orgullo de ser mexicano?! ¿al pendejo que tira basura en la calle? ¿o al cabrón microbusero que trata a los demás como ganado? ¿Al empresario que explota a la gente? ¿A los sindicatos que ordeñan a sus agremiados? ¿A los Intelectuales de Cafetería? ¿A los narcos? ¿o simplemente a un gobierno inútil y pasmado...? Sabe, qué mejor dejemoslo ahí.



Este Bicentenario, dejémoslo simplemente como un recordatorio de lo que somos y de todo lo que nos falta por hacer.


¡llévelos, son de oferta, son de novedaaaaaaaaaa!

sábado, 22 de mayo de 2010

Allá por el lejano año de 1982 existía la leyenda urbana de un hombre que tiró
una mano cercenada en el metro; y con esta macabra anéctoda, Jaime López trovaba:

Quítame tu Cómic de la vista

"Son divinos los paisajes nuestros,
basta echar un ojo un nuevo día
y ver a los grises policías enlatando a la gente en el metro.

De la extraña entraña de concreto
alguien una mano fría olvida

Déjame de inyectarme Fantasías
saca tu hipodérmica un momento,
vamos que no quiero más tormento
¡quítame tu comic de la vista!

Por las bocas flacas... la ironía
"bien que estamos" te dirán sonriendo.

Un presente de vencido ancestro,
es lo que te ofrecen por tu vida,
entierra tus ruinas hoy en día que la historia no va en retroceso,
de Tenochtitlán te dan un cuento y de Tlaltelolco una sangría.
Son sólo verguenzas recaídas, son por todos lados monumentos,
son para dormir este momento
¡quítame tu comic de la vista!

Déjate de andar con fantasías
quiero ver esos paisajes nuestros."

viernes, 21 de mayo de 2010

Mi catarsis docente

A principio de este mes tuve un curso para maestros, donde nos recetaron una conferencia acerca de los retos de la educación en México y el resultado era desolador: desde que a nuestros genios educativos se les ocurrió la idea de establecer la prueba ENLACE, los niños de nuestro país pasan alrededor de 5 o 6 hora más estudiando que los niños de Finlandia, pero no están ni a la mitad de su nivel en aprovechamiento escolar... terrible ¿no?

Para terminar de rompernos el corazón, el expositor nos mencionó que el principal problema es que los niños podrían estar estudiando todo el día y toda la noche y aún así, no alcanzarían un mejor nivel ¿porqué? muy simple. Un niño en México está sometido a un sistema escolar donde se le obliga a recordar y no a aprender; pero la cosa no termina ahí, cuando este niño sobrelleva su curso con más dudas que respuestas, se le envía a otro nivel donde le solicitan conocimientos que él no alcanzó a comprender del curso anterior, y termina arrastrando una deficiencia tras otra hasta llegar a niveles como la educación media y superior... si es que llegan.

Quizá lo más penoso de este asunto es que todavía encuentras personas que dicen que no necesitan la escuela, que lo que enseñan no sirve para la vida. ¿pero como van a saberlo? si nadie supo explicarles lo útil del conocimiento en esta era tan saturada de información pero tan escasa de Conocimiento.

No es de extrañar que terminas viendo jóvenes en la Universidad que ni siquiera conocen de forma somera El Quijote, ni que decir de principios básicos de Física y Química... ¿de Historia? Mejor ni hablamos. La TVNotas es su libro de Texto, Fabiruchis nuestro prócer y Origel su Elba Esther.

Cómo pueden los padres de niños en edad escolar ayudar a sus párbulitos si muchas veces ni ellos comprenden lo que les dejan en la escuela a sus hijos. Además, ¿han visto los libros de texto actualmente? ¡son terribles!

¿Qué debemos hacer? No tengo ni idea como esta estructurada la economía de Finlandia ni como funciona su sociedad, pero al parecer los llamado países de la tercera vía saben algo que nosotros no sabemos... o de plano ya lo olvidamos.

Lo que sí me queda claro, es que sólo podremos abordar seriamente el problema cuando desde la base, es decir la familia, se entienda que la educación se aprende en casa y se pule en la escuela, que no sólo basta con mandar a los hijos a la escuela, sino que también se supervise y se aliente el estudio. Desde luego nunca está de más exigir al gobierno que le dé mayor impulso a la educación, pero sobre todo cambiar de rumbo; dejar este sistema que privilegia al dinero y al estatus sobre el trabajo y el estudio.

Pero sobre todas las cosas: Nunca perdamos la curiosidad, ¡leamos! ¡investiguemos! ¡CUESTIONEMOS!

Ya me deshaogué.


Ilustraciones

Esta es una pequeña muestra de mi trabajo como ilustrador.